Vida de Daniel

Daniel antes de la deportación a Babilonia.

La Biblia nos habla de un judío llamado Daniel, que fue llevado al cautiverio por Nabuconodosor, todo lo que conocemos de Daniel lo sabemos por el libro del antiguo testamento que lleva su nombre y que el mismo escribió.

Pero aunque la Biblia no dice nada de Daniel sobre su vida antes del cautiverio, si que podemos intuir algunas cosas que nos ayudaran a entender un poco más la decisión que tomo en Daniel 1:5 de no contaminarse y permanecer fiel a Dios.

Daniel 1 nos dice que Daniel fue llevado a Babilonia en el año tercero de Joacim rey de Judá, y que Daniel era un muchacho de linaje real.

Con estos datos podemos saber varias cosas, Daniel era un niño o un joven de la aristocracia judía, no sabemos la edad, pero podemos situarla aproximadamente entre 10 y 15 años.

Reyes bajo los cuales vivió Daniel en Jerusalén

Si miramos en 1ª de Reyes 22 a 24:7 podemos leer de los reyes que precedieron a Joacim. Josías (reino 31 años), Joacaz (reino 3 meses) y ya sabemos que Joacím reino 3 años antes del cautiverio a Babilonia. Por lo tanto sabemos que Daniel vivió los últimos años del reinado de Josias, los tres meses de reinado de Joacaz y los tres años de reinado de Joacim.

Lo más destacado de estros 3 reyes es que Josías empezó a reformar la casa del Señor y encontró una porción de las escrituras y al leerlas se arrepiente de haber desobedecido a Dios y empieza a quitar todos los cultos a otros dioses que estaban establecidos en Judá.
En 2 Reyes 23:2-3 podemos leer como junto a todo el pueblo hicieron pacto con Dios de cumplir todas las palabras escritas en el libro.
Casi con toda seguridad Daniel no se encontraba presente en ese juramento a Dios ya que nació en los últimos años de reinado de Josias, pero si que se crió y fue enseñado conforme a los principios de Dios.

Conclusión:

Cuando Daniel fue llevado cautivo a Babilonia le querían dar de comer la comida de Nabuconodosor, que contenía alimentos que no estaban permitidos a los judíos y además estaban con toda probabilidad dedicados a los ídolos.

Seguramente esa educación cuando era muy niño fue la clave de que el decidiera no contaminarse aún cuando las circunstancias le empujaban a dejarse llevar volviendo la espalda a Dios.

Si quieres, compártelo:
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *