Estudio de la epístola de Pablo a los Romanos

Con esta entrada empiezo una serie de artículos sobre la epístola del apóstol Pablo a Romanos. el objetivo es tratar de entender lo que quiso decir Pablo a sus lectores originales y como aplicarlo en nuestros días.

Para seguir el hilo usaremos como guía el siguiente bosquejo extraído del comentario de Bob Utley.

Bosquejo del libro

A. Introducción (1:1-17)

1. Saludo (1:1-7)

Pablo empieza la carta a los romanos como es natural, saludando a sus destinatarios en Roma. Lo primero que hace es presentarse como enviado a predicar de Jesucristo a los gentiles.

Sin duda Pablo entendió y creyó que Jesús era el mesías anunciado por los profetas, descendiente de David ya la vez hijo de Dios, la buena noticia que Pablo llevaba a todo el mundo es que el mismo Dios se hizo hombre, murió por nosotros y resucito, y esto mismo es lo que quería compartir con los creyentes en Roma.

2. Ocasión (1:8-15)

El apóstol Pablo no conocía la iglesia que había en Roma, pero como se puede leer en el capítulo 16 conocía a muchos hermanos de está iglesia, que en diferentes ocasiones habían estado con él, y sin duda le habrían hablado de su iglesia local, por eso Pablo había oído hablar de la fe de los romanos y tenía el deseo de compartir con ellos y fortalecerse mutuamente.

3. Tema (1:16-17)

El tema de la carta queda resumida en estos dos versículos, y no es otro que reconocer el poder de Dios para salvar a cualquier hombre, sea cual sea su condición, solo por creer en Jesús como su salvador.

B. Necesidad de la Justicia Divina (1:18-3:20)

1. Declinación o Caída del Mundo Gentil (1:18-32)

Dios se ha dado a conocer, pero el hombre ha rechazado a Dios y ha preferido crear sus propios dioses, el orgullo nos hace desechar el conocimiento y la verdad de Dios pretendiendo que nuestras ideas son mejores, por lo tanto Dios nos dejó decidir nuestro camino y recibimos las consecuencias de ese camino, quizá en nuestra imaginación nos parezca haber conseguido una gran victoria conquistando nuestra libertad para hacer lo que queramos, sin embargo somos esclavos de nuestras pasiones, y nuestra sociedad está recibiendo lo que se merece.

2. Hipocresía de los Judíos y Moralistas Paganos (2:1-16)

Nos es fácil ver los defectos en los demás, pero no nos damos cuenta que nosotros no somos mejores que ellos, quizá podemos pensar que nuestro pecado no es tan grave como el de los demás y que Dios es bueno y misericordioso y me perdonará, y usamos su gracia como escusa para seguir pecando, pero la gracias de Dios nos invita a arrepentirnos y a dejar nuestro pecado.

Al final lo que nos salva no es lo que somos, sino nuestra actitud hacia Dios, el aquél entonces los judíos creían que los gentiles recibirían la ira de Dios y ellos la protección divina, hoy en día los cristianos podemos pensar lo mismo, pero Pablo nos dice en el versículo 16 que Dios juzgará según la vida privada de cada uno.

3. Juicio de los Judíos (2:17-3:8)

Los judíos tuvieron el privilegio de que Dios les habló primero a ellos, conocieron a Dios antes que los demás, tenían la ley, pero no se daban cuenta que la ley lo único que hacía era poner en evidencia que eran pecadores, conocían y enseñaban todo lo que no debían hacer y sin embargo lo hacían, el ser judíos les daba una ventaja, pero no los hacía mejor que a nadie.

4. Condenación Universal (3:9-20)

La conclusión de Pablo es clara, da igual si eres judío o no judío, todos somos iguales ante Dios, todos estamos dominados por el pecado

C. Lo que la Justicia Divina es (3:21-8:39)

1. Justicia por medio de la Fe Únicamente (3:21-31)

Una vez que llegamos a la conclusión de que tanto judíos como gentiles están bajo la condenación del pecado Pablo nos presenta la fe en Jesús como la única manera de presentarnos justos ante Dios, no por lo que podamos ser o hacer sino que es un regalo de Dios.

2. Las Bases de la Justificación: La Promesa de Dios (4:1-25)  

a. La correcta relación de Abraham con Dios (4:1-5)

b. David (4:6-8)

c. La relación de Abraham con la Circuncisión (4:9-12)

d. La Promesa de Dios a Abraham (4:13-25)

3. La Obtención de la Justificación (5:1-21)  

a. El aspecto subjetivo: amor inmerecido, gozo sin igual (5:1-5)

b. Las bases objetivas: El sorprendente amor de Dios (5:6-11)

c. La topología Adán/Cristo: La ofensa de Adán, la provisión de Dios (5:12-21)

4. La justificación divina debe resultar en actos rectos personales (6:1-7:25)  

a. Liberados del pecado (6:1-14)  

(1) Una supuesta objeción (6:1-2)
(2) El significado del bautismo (6:3-14)

b. Esclavo de Satanás o Esclavo de Dios: la decisión es tuya 6:15-23)

c. La unión (comparada al matrimonio) del hombre a la ley (7:1-6)

d. La Ley es buena, pero el pecado impide hacer lo bueno (7:7-14)

e. La eterna lucha del bien y el mal en el creyente (7:15-25)

5. Los resultados que se pueden observar de la justificación divina (8:1-39)  

a. La vida en el Espíritu (8:1-17)

b. La redención de la creación (8:18-25)

c. La ayuda constante del Espíritu (8:26-30)

d. El triunfo judicial de la justificación por la fe (8:31-39)

D. El Propósito Divino para Toda la Humanidad (9:1-11:32)

1. La Elección de Israel (9:1-33)  

a. Verdaderos herederos de la fe (9:1-13)

b. La Soberanía de Dios (9:14-26)

c. El Plan universal de Dios incluye a los gentiles (9:27-33)

2. La salvación de Israel (10:1-21)  

a. La justicia de Dios vs. la justicia de la humanidad (10:1-13)

b. La misericordia de Dios necesita mensajeros, un llamado a las misiones mundiales (10:14-18)

c. La continua incredulidad de Israel en cuanto a Cristo (10:19-21)

3. El fracaso de Israel (11:1-36)  

a. El remanente Judío (11:1-10)

b. El celo de Israel (11:11-24) 18

c. La ceguera temporal de Israel (11:25-32)

d. Explosión de Pablo en alabanzas (11:33-36)

E. El Resultado del regalo de la Justicia Divina (12:1-15:13)

1. Llamado a la consagración (12:1-2)

2. El uso de los dones (12:3-8)

3. La relación de los creyentes con otros creyentes (12:9-21)

4. La relación con el Estado (13:1-7)

5. La relación con el prójimo (13:8-10)

6. La relación con nuestro Señor (13:11-14)

7. La relación con otros miembros de la iglesia (14:1-12)

8. Nuestro efecto en los demás (12:13-23)

9. Nuestra relaciones para ser más como Cristo (15:1-13)

F. Conclusión (15:14-33)

1. Los planes personales de Pablo (15:14-29)

2. Peticiones de oración (15:30-33)

G. Posdata (16:1-27)

1. Salutaciones (16:1-24)

2. Doxología (16:25-27)

Si quieres, compártelo:
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *