Romanos 1

a)Introducción (1:1-17)

(ver bosquejo completo)

Saludos (1:1-7)

1 PABLO, siervo de Jesucristo, llamado á ser apóstol, apartado para el evangelio de Dios,

  • Calvino dice que Pablo usaba el nombre de Saulo o Saul en su círculo familiar, era un nombre judío, si embargo era más conocido como Pablo, nombre romano. No es que Pablo lo usase por significar pequeño. Bob Utley dice que probablemente sus padres le pusieron los dos nombres a su nacimiento, era habitual tener un nombre judío y otro romano.
  • Siervo -en griego «doúlos» (Strong 1401); esclavo (literal o figurativo) frecuentemente indica sujeción o subordinación. William Barklay dice que Doúlos refleja sujeción al Señor, pero al mismo tiempo la grandeza de ser un siervo de Dios
  • apóstol – en griego «apostolos» (strong 652), literalmente significa «uno enviado», también puede traducirse como «enviado» o «mensajero»

2 Que él había antes prometido por sus profetas en las santas Escrituras,

3 Acerca de su Hijo, (que fué hecho de la simiente de David según la carne;

4 El cual fué declarado Hijo de Dios con potencia, según el espíritu de santidad, por la resurrección de los muertos), de Jesucristo Señor nuestro,

  • Espíritu de santidad se puede traducir como espíritu santificador
  • La resurrección es la prueba final de que Jesús era el Hijo de Dios y que era de la simiente de David indica que se hizo hombre.

5 Por el cual recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia de la fe en todas las naciones en su nombre,

6 Entre las cuales sois también vosotros, llamados de Jesucristo:

7 A todos los que estáis en Roma, amados de Dios, llamados santos: Gracia y paz tengáis de Dios nuestro Padre, y del Señor Jesucristo.

  • Hasta aquí llega el saludo inicial de Pablo a los Romanos, es el más largo de todas sus cartas. Cómo hemos leído esta carta está dirigida a los creyentes  que estaban en Roma, esta iglesia estaba compuesta por algunos judíos conversos y una gran mayoría de no judíos. Esta carta está escrita entre los años 56 y 60 dC, y años antes se había producido un decreto del emperador Claudio que ordenó la expulsión de los judíos de Roma (Hechos 18:2), aunque probablemente tiempo después empezaron a volver.
  • «llamados santos» se refiere a la nueva posición en Cristo, no a ausencia de pecado.

8 Primeramente, doy gracias á mi Dios por Jesucristo acerca de todos vosotros, de que vuestra fe es predicada en todo el mundo.

9 Porque testigo me es Dios, al cual sirvo en mi espíritu en el evangelio de su Hijo, que sin cesar me acuerdo de vosotros siempre en mis oraciones,

  • Hay que destacar que Pablo no los conocía personalmente.

10 Rogando, si al fin algún tiempo haya de tener, por la voluntad de Dios, próspero viaje para ir á vosotros.

11 Porque os deseo ver, para repartir con vosotros algún don espiritual, para confirmaros;

12 Es á saber, para ser juntamente consolado con vosotros por la común fe vuestra y juntamente mía.

13 Mas no quiero, hermanos, que ignoréis que muchas veces me he propuesto ir á vosotros (empero hasta ahora he sido estorbado), para tener también entre vosotros algún fruto, como enutre los demás Gentiles.

14 A Griegos y á bárbaros, á sabios y á no sabios soy deudor.

15 Así que, cuanto á mí, presto estoy á anunciar el evangelio también á vosotros que estáis en Roma.

  • No se sabe quien fundo la iglesia en Roma, pudieron ser algunos de los que estubieron en Jerusalén el día de Pentecostés (Hechos 2:10), o algunos discípulos que huyeron de Jerusalén después de la muerte de Esteban (Hechos 8:4), o quizá algunos discípulos de Pablo convertidos en algunas de sus misiones. Esté último motivo podría ser la razón por la que Pablo tenía tantos amigos en Roma (Romanos 16).

16 Porque no me avergüenzo del evangelio: porque es potencia de Dios para salud á todo aquel que cree; al Judío primeramente y también al Griego.

  • Pablo declara qze el evangelio es “poder de Dios para salvación a todo aquel que cree”. Esto tiene que significar que aparte del poder de Dios en el evangelio, nadie tiene fuerza por si mismo de volverse a i.

17 Porque en él la justicia de Dios se descubre de fe en fe; como está escrito: Mas el justo vivirá por la fe.

  • La justicia de Dios tiene relación con el sacrificio de Jesús, no se puede ser justo sino mediante la fe de que nuestros culpa ha sido pagada en la cruz.

18 Porque manifiesta es la ira de Dios del cielo contra toda impiedad é injusticia de los hombres, que detienen la verdad con injusticia:

19 Porque lo que de Dios se conoce, á ellos es manifiesto; porque Dios se lo manifestó.

20 Porque las cosas invisibles de él, su eterna potencia y divinidad, se echan de ver desde la creación del mundo, siendo entendidas por las cosas que son hechas; de modo que son inexcusables:

21 Porque habiendo conocido á Dios, no le glorificaron como á Dios, ni dieron gracias; antes se desvanecieron en sus discursos, y el necio corazón de ellos fué entenebrecido.

22 Diciéndose ser sabios, se hicieron fatuos,

23 Y trocaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, y de aves, y de animales de cuatro pies, y de serpientes.

24 Por lo cual también Dios los entregó á inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de suerte que contaminaron sus cuerpos entre sí mismos:

  • Concupiscencia – Denota un deseo muy fuerte
  • “concupiscencia” es “epithymia” en griego, es el deseo apasionado de un placer prohibido. Es la manera de vivir de alguien tan inmerso en el mundo que ya no tiene en cuenta a Dios. (Barcklay)

25 Los cuales mudaron la verdad de Dios en mentira, honrando y sirviendo á las criaturas antes que al Criador, el cual es bendito por los siglos. Amén.

26 Por esto Dios los entregó á afectos vergonzosos; pues aun sus mujeres mudaron el natural uso en el uso que es contra naturaleza:

27 Y del mismo modo también los hombres, dejando el uso natural de las mujeres, se encendieron en sus concupiscencias los unos con los otros, cometiendo cosas nefandas hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la recompensa que convino á su extravío.

28 Y como á ellos no les pareció tener á Dios en su noticia, Dios los entregó á una mente depravada, para hacer lo que no conviene,

29 Estando atestados de toda iniquidad, de fornicación, de malicia, de avaricia, de maldad; llenos de envidia, de homicidios, de contiendas, de engaños, de malignidades;

30 Murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes á los padres,

31 Necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia:

32 Que habiendo entendido el juicio de Dios que los que hacen tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, más aún consienten á los que las hacen.

(Rv1909)


Romanos 2

(1-17) En el saludo queda ya muy claro que Jesús demostró ser el Hijo de Dios con su resurrección y que a la vez era de carne y hueso ya que era descendiente de David.

Pablo se reconoce como siervo de Jesús, enviado a predicar el evangelio a los que no eran judios, entre ellos a los creyentes que vivian en Roma.

(18-32) Pablo presenta la situación del hombre apartado de Dios, inclinados a hacer el mal, aún conociendo que lo que hacemos no está bien, seguimos haciendolo y como no podemos evitarlo encima lo justificamos.

Si quieres, compártelo:
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *