Mateo 1

LIBRO de la generación de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham.

  • ver Autor y fecha del libro
  • «Jesucristo» en el original son dos palabras, Jesús y Cristo, Cristo puede traducirse como ungido.
  • «hijo de David» aparece en minúsculas refiriéndose a Jesús en Mateo 9:27 (aparece en minúscula en los manuscritos griegos aunque lo hace en mayúscula en todas las traducciones que he consultado)  y Marcos 12:35, Lucas 20:41. Aparece en mayúsculas (Hijo de David) en  Mateo 12:23, Mateo 15:22, Mateo 20:30-31, Mateo 21:9 y 15, Marcos 10:47-48 y Lucas 18:38-39. El Mesías tenía que ser descendiente de David (Jeremias 23:5, Isaías 9:7)
  • «hijo de Abraham» Pablo explica muy bien esta frase en Galatas 3:16 «Ahora bien, las promesas fueron hechas a Abraham y a su descendencia. No dice: y a las descendencias, como refiriéndose a muchas, sino más bien a una: y a tu descendencia, es decir, Cristo.» (LBLA)

2 Abraham engendró á Isaac: é Isaac engendró á Jacob: y Jacob engendró á Judas y á sus hermanos:

  • «Judas», en el mundo hispano es más conocido como Judá. De aquí proviene la tribu de Judá

3 Y Judas engendró de Thamar á Phares y á Zara: y Phares engendró á Esrom: y Esrom engendró á Aram:

  • Tamar era la nuera de Judá, se puede ver su historia en Génesis 38. No era normal incluir a mujeres en las genealogías.
  • Phares y Zara eran gemelos o mellizos, no sabemos mucho de ellos, salvo su nacimiento, de Fares sabemos que su descendencia durante el tiempo de Nehemias eran 468 hombres fuertes en Jerusalém (Nehemias 11:6)

4 Y Aram engendró á Aminadab: y Aminadab engendró á Naassón: y Naassón engendró á Salmón:

5 Y Salmón engendró de Rachâb á Booz, y Booz engendró de Ruth á Obed y Obed engendró á Jessé:

  • Rachab era la prostituta de Jericó que ayudo a los espías a escapar (Josué 2), si no era habitual incluir mujeres en una genealogía, mucho menos si era una prostituta. Se la nombra en Hebreos 11:31 como uno de los ejemplos de fe.

6 Y Jessé engendró al rey David: y el rey David engendró á Salomón de la que fué mujer de Urías:

7 Y Salomón engendró á Roboam: y Roboam engendró á Abía: y Abía engendró á Asa:

8 Y Asa engendró á Josaphat: y Josaphat engendró á Joram: y Joram engendró á Ozías:

9 Y Ozías engendró á Joatam: y Joatam engendró á Achâz: y Achâz engendró á Ezechîas:

10 Y Ezechîas engendró á Manasés: y Manasés engendró á Amón: y Amón engendró á Josías:

11 Y Josías engendró á Jechônías y á sus hermanos, en la transmigración de Babilonia.

12 Y después de la transmigración de Babilonia, Jechônías engendró á Salathiel: y Salathiel engendró á Zorobabel:

  • Jeconías tenía una maldición de parte de Dios (Jeremias 22:30) por la cúal ningún descendiente suyo ocuparía el trono de David, el comentario de William McDonald afirma que esta maldición se quedo en José, Jesús no era hijo natural de José, pero si heredaba su linaje real al ser hijo legal de José.

13 Y Zorobabel engendró á Abiud: y Abiud engendró á Eliachîm: y Eliachîm engendró á Azor:

14 Y Azor engendró á Sadoc: y Sadoc engendró á Achîm: y Achîm engendró á Eliud:

15 Y Eliud engendró á Eleazar: y Eleazar engendró á Mathán: y Mathán engendró á Jacob:

16 Y Jacob engendró á José, marido de María, de la cual nació Jesús, el cual es llamado el Cristo.

17 De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce generaciones: y desde David hasta la transmigración de Babilonia, catorce generaciones: y desde la transmigración de Babilonia hasta Cristo, catorce generaciones.

18 Y el nacimiento de Jesucristo fué así: Que siendo María su madre desposada con José, antes que se juntasen, se halló haber concebido del Espíritu Santo.

19 Y José su marido, como era justo, y no quisiese infamarla, quiso dejarla secretamente.

20 Y pensando él en esto, he aquí el ángel del Señor le aparece en sueños, diciendo: José, hijo de David, no temas de recibir á María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

21 Y parirá un hijo, y llamarás su nombre JESUS, porque él salvará á su pueblo de sus pecados.

22 Todo esto aconteció para que se cumpliese lo que fué dicho por el Señor, por el profeta que dijo:

23 He aquí la virgen concebirá y parirá un hijo, Y llamarás su nombre Emmanuel, que declarado, es: Con nosotros Dios.

24 Y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió á su mujer.

25 Y no la conoció hasta que parió á su hijo primogénito: y llamó su nombre JESUS.

  • Este versículo afirma que cuando Jesús nació María seguía siendo virgen, pero posteriormente dejó de serlo.

(Rv1909)


ir a Mateo 2

Si quieres, compártelo:
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *