Lucas 1

1 Habiendo muchos tentado á poner en orden la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas,

  • El Evangelio de Lucas empieza de una manera muy distinta a los otros tres evangelios, en este caso es un relato muy cuidadoso de la vida de Jesús, escrita de Lucas a Teófilo, teniendo mucho cuidado en investigar todo lo que sucedió  de manera indudable y ponerlo por orden.
  • Puede querer decir que muchos intentaron escribir relatos acerca de Jesús sin la inspiración divina por lo que no eran fidedignos, también puede querer decir que Lucas quiere hacer un tratado más completo, no que lo que otros escribieran estaba mal.

2 Como nos lo enseñaron los que desde el principio lo vieron por sus ojos, y fueron ministros de la palabra;

  • Sus fuentes eran conocedores de primera mano de las enseñanzas de Jesús, quizá no se refiere solo a los discípulos, ya que sino lo podría decir claramente, es posible que se incluya a las mujeres que seguían a Jesús, o a los ciento veinte de Hechos 1:5
  • ver «ministros», en griego «juperetes», significa sub-remero, es decir denota cualquier tipo de acción subordinada bajo la dirección de otro. Cesar Vidal lo traduce como «asistentes» de la palabra, el interlineal de la iglesia de Salta lo traduce como «subordinados auxiliares». Los que habían recibido la palabra, es decir las buenas noticias del evangelio, se pusieron al servicio de esa palabra para difundirla, no usaron la palabra para su propio servicio sino que la palabra permanecía por encima de ellos.

3 Me ha parecido también á mí, después de haber entendido todas las cosas desde el principio con diligencia, escribírtelas por orden, oh muy buen Teófilo,

  • Lucas se refiere a Teófilo como «muy buen», en otras traducciones se traduce como «excelentísimo», era una expresión que no se usaba para una persona común sino que era alguien importante dentro de la sociedad.
  • Teófilo significa «amigo de Dios» o «amado de Dios», por lo que también hay quien cree que no estaba dirigida a una sola persona sino a cualquiera que se considerase amigo de Dios.
  • La inspiración de Dios viene después de buscar e investigar con diligencia, no cae del cielo porque si.
  • ¿quién era Lucas?

 4 Para que conozcas la verdad de las cosas en las cuales has sido enseñado.

5 HUBO en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote llamado Zacarías, de la suerte de Abías; y su mujer, de las hijas de Aarón, llamada Elisabet.

  • Lucas establece este relato en días del rey Herodes, que reino desde el año 40ac al 4dc,  pero aún podemos limitar más este periodo, ya que en los versículos siguientes se nos explica que a Zacarías le toco ofrecer el incienso en el Santuario del Señor, sabemos que Herodes reconstruyo el templo de Jerusalén en el año 10a.c. y que Jesús nació el año 4a.c, por lo que podemos fechar el relato de este texto bíblico entre el año 10 y el 4 a.c
  • Ya hemos visto que Judea era dominada por los romanos, es decir que aunque Herodes era rey, reinaba con la supervisión romana.
  • Cuando Herodes murió Judea estaba compuesta por las provincias de Judea, Samaria, Idumea, Galilea, Nabatea y Perea. (ver mapa).
  • La capital de Judea era Jerusalén, la ciudad santa, donde estaba el templo de Jerusalén, era la sede del sumo sacerdote y del sanedrín. Jerusalén era el centro de la vida religiosa de los judíos.
  • En 1ªCrónicas 24 narra la distribución en grupos de los hijos de Aarón, en el v.10 podemos leer que Abías era el octavo grupo.

6 Y eran ambos justos delante de Dios, andando sin reprensión en todos los mandamientos y estatutos del Señor.

7 Y no tenían hijo, porque Elisabet era estéril, y ambos eran avanzados en días.

  • No tener hijos era una tragedia familiar para un judío, los rabinos llegaban a decir que los que no tenía hijos estaban excluidos de la comunión con Dios, incluso el que una mujer fuera estéril era una causa de divorcio. Hay muchos pasajes que hablan de la esterilidad como una maldición de Dios (Génesis 20:18, Génesis 29:31, Génesis 30:2, Éxodo 23:26, Levítico 20:20-21, Deuteronomio 7:14, 1ªSamuel 1:5, Jeremías 22:30)
  • el versículo 6 y el 7 parecen una contradicción, por un lado eran justos y por otro lado parecían estar bajo la maldición de Dios al no tener hijos.

8 Y aconteció que ejerciendo Zacarías el sacerdocio delante de Dios por el orden de su vez,

Los sacerdotes eran todos descendientes de Aarón, en esta época había aproximadamente veinte mil sacerdotes, estaban organizados en 24 órdenes diferentes, y Zacarías era de la orden de Abías. Cada grupo de sacerdotes tenía su servicio en el Templo dos veces al año, una semana cada vez, y entre los sacerdotes de la orden se repartían a suertes el servicio que iba a realizar cada uno.

9 Conforme á la costumbre del sacerdocio, salió en suerte á poner el incienso, entrando en el templo del Señor.

En esta ocasión le toco a Zacarías entrar en el templo a poner el incienso, por probabilidades era quizá la primera y la última vez que lo hacía, por lo que para Zacarías era el día más importante de su vida.

El procedimiento para quemar el incienso está descrito en Éxodo 25:6; 30:7; 31:11. El incienso en sí se explica en el 30:34-38. La quema del incienso era el símbolo de la oración que subía a la presencia de Dios.

10 Y toda la multitud del pueblo estaba fuera orando á la hora del incienso.

11 Y se le apareció el ángel del Señor puesto en pie á la derecha del altar del incienso.

Podemos leer sobre como era el altar del incienso en Éxodo 30:1-10.

12 Y se turbó Zacarías viéndole, y cayó temor sobre Él.

13 Mas el ángel le dijo: Zacarías, no temas; porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elisabet te parirá un hijo, y llamarás su nombre Juan.

Juan en hebreo significa «uno a quien Dios a dado toda la gracia»

14 Y tendrás gozo y alegría, y muchos se gozarán de su nacimiento.

15 Porque será grande delante de Dios, y no beberá vino ni sidra; y será lleno del Espíritu Santo, aun desde el seno de su madre.

  • Juan iba a ser un nazareo, lo que significaba una vida especial y completamente dedicada al servicio de Dios.
  • «lleno del Espíritu Santo», ¿Qué entendió Zacarías cuando el ángel le dijo que su hijo sería lleno del Espíritu Santo, aun desde el seno de su madre?

16 Y á muchos de los hijos de Israel convertirá al Señor Dios de ellos.

  • Al igual que hoy hay muchos «cristianos» que no son realmente siervos de Dios, había muchos judíos que a pesar de ser el pueblo de Dios no eran siervos de su Señor.

17 Porque Él irá delante de Él con el espíritu y virtud de Elías, para convertir los corazones de los padres á los hijos, y los rebeldes á la prudencia de los justos, para aparejar al Señor un pueblo apercibido.

18 Y dijo Zacarías al ángel: ¿En qué conoceré esto? porque yo soy viejo, y mi mujer avanzada en días.

19 Y respondiendo el ángel le dijo: Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios; y soy enviado á hablarte, y á darte estas buenas nuevas.

20 Y he aquí estarás mudo y no podrás hablar, hasta el día que esto sea hecho, por cuanto no creíste á mis palabras, las cuales se cumplirán á su tiempo.

21 Y el pueblo estaba esperando á Zacarías, y se maravillaban de que Él se detuviese en el templo.

22 Y saliendo, no les podía hablar: y entendieron que había visto visión en el templo: y Él les hablaba por señas, y quedó mudo.

23 Y fué, que cumplidos los días de su oficio, se vino á su casa.

24 Y después de aquellos días concibió su mujer Elisabet, y se encubrió por cinco meses, diciendo:

25 Porque el Señor me ha hecho así en los días en que miró para quitar mi afrenta entre los hombres.

26 Y al sexto mes, el ángel Gabriel fué enviado de Dios á una ciudad de Galilea, llamada Nazaret,

  • Galilea era aborrecida por el rabinismo de la época, era una región del campo, sin letras, hablaban un dialecto que era una ofensa para los eruditos.

27 A una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David: y el nombre de la virgen era María.
Y entrando el ángel á donde estaba, dijo, ­Salve, muy favorecida! el Señor es contigo: bendita tú entre las mujeres.

29 Mas ella, cuando le vió, se turbó de sus palabras, y pensaba qué salutación fuese ésta.

  • “pensaba” del griego “deologistico” que significa utilizar la lógica, razonar con intensidad.

30 Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia cerca de Dios.

31 Y he aquí, concebirás en tu seno, y parirás un hijo, y llamarás su nombre JESUS.

32 Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo: y le dará el Señor Dios el trono de David su padre:

33 Y reinará en la casa de Jacob por siempre; y de su reino no habrá fin.

34 Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? porque no conozco varón.

35 Y respondiendo el ángel le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la virtud del Altísimo te hará sombra; por lo cual también lo Santo que nacerá, será llamado Hijo de Dios.

36 Y he aquí, Elisabet tu parienta, también ella ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes á ella que es llamada la estéril:

37 Porque ninguna cosa es imposible para Dios.

38 Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase á mí conforme á tu palabra. Y el ángel partió de ella.

39 En aquellos días levantándose María, fué á la montaña con priesa, á una ciudad de Judá;

40 Y entró en casa de Zacarías, y saludó á Elisabet.

41 Y aconteció, que como oyó Elisabet la salutación de María, la criatura saltó en su vientre; y Elisabet fué llena del Espíritu Santo,

42 Y exclamó á gran voz, y dijo. Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre.

43 ¿Y de dónde esto á mí, que la madre de mi Señor venga á mí?

44 Porque he aquí, como llegó la voz de tu salutación á mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre.

45 Y bienaventurada la que creyó, porque se cumplirán las cosas que le fueron dichas de parte del Señor.

46 Entonces María dijo: engrandece mi alma al Señor;

47 Y mi espíritu se alegró en Dios mi Salvador,

48 Porque ha mirado á la bajeza de su criada; Porque he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones.

49 Porque me ha hecho grandes cosas el Poderoso; Y santo es su nombre.

50 Y su misericordia de generación á generación A los que le temen.

51 Hizo valentía con su brazo: Esparció los soberbios del pensamiento de su corazón.

52 Quitó los poderosos de los tronos, Y levantó á los humildes.

53 A los hambrientos hinchió de bienes; Y á los ricos envió vacíos.

54 Recibió á Israel su siervo, Acordandose de la misericordia.

55 Como habló á nuestros padres A Abraham y á su simiente para siempre.

56 Y se quedó María con ella como tres meses: después se volvió á su casa.

57 Y á Elisabet se le cumplió el tiempo de parir, y parió un hijo.

58 Y oyeron los vecinos y los parientes que Dios había hecho con ella grande misericordia, y se alegraron con ella.

59 Y aconteció, que al octavo día vinieron para circuncidar al niño; y le llamaban del nombre de su padre, Zacarías.

60 Y respondiendo su madre, dijo: No; sino Juan será llamado.

61 Y le dijeron: ¿Por qué? nadie hay en tu parentela que se llame de este nombre.

62 Y hablaron por señas á su padre, cómo le quería llamar.

63 Y demandando la tablilla, escribió, diciendo: Juan es su nombre. Y todos se maravillaron.

64 Y luego fué abierta su boca y su lengua, y habló bendiciendo á Dios.

65 Y fué un temor sobre todos los vecinos de ellos; y en todas las montañas de Judea fueron divulgadas todas estas cosas.

66 Y todos los que las oían, las conservaban en su corazón, diciendo: ¿Quién será este niño? Y la mano del Señor estaba con él.

67 Y Zacarías su padre fué lleno de Espíritu Santo, y profetizó, diciendo:

68 Bendito el Señor Dios de Israel, Que ha visitado y hecho redención á su pueblo,

69 Y nos alzó un cuerno de salvación En la casa de David su siervo,

70 Como habló por boca de sus santos profetas que fueron desde el principio:

71 Salvación de nuestros enemigos, y de mano de todos los que nos aborrecieron;

72 Para hacer misericordia con nuestros padres, Y acordándose de su santo pacto;

73 Del juramento que juró á Abraham nuestro padre, Que nos había de dar,

74 Que sin temor librados de nuestros enemigos, Le serviríamos

  • «serviriamos» en griego «latreuo«

75 En santidad y en justicia delante de él, todos los días nuestros.

76 Y tú, niño, profeta del Altísimo serás llamado; Porque irás ante la faz del Señor, para aparejar sus caminos;

77 Dando conocimiento de salud á su pueblo, Para remisión de sus pecados,

78 Por las entrañas de misericordia de nuestro Dios, Con que nos visitó de lo alto el Oriente,

79 Para dar luz á los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte; Para encaminar nuestros pies por camino de paz.

80 Y el niño crecía, y se fortalecía en espíritu: y estuvo en los desiertos hasta el día que se mostró á Israel.

(RV1909)

Lucas 2


Fuentes:

Si quieres, compártelo:
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *