Tinaja - Jesús convierte el agua en vino
Foto de Juan Luis

En Jn 2:1-11 encontramos la primera de las señales del evangelio, Jesús convierte el agua en vino. En este relato hay cosas que están bastante claras, pero hay otras que en una lectura rápida no se entienden muy bien, cuando consultas distintos comentaristas, cada uno da su opinión, pero es difícil saber cual es la interpretación correcta.

Lo que está claro, es que se celebró una boda en Caná de Galilea, parece que María estaba ayudando en la organización y Jesús acudió con sus primeros discípulos.

El vino era un elemento muy importante en una boda, y por lo que se relata María se dio cuenta de que el vino escaseaba, comunicándoselo a Jesús. La respuesta de Jesús es algo que nos desorienta, se encuentra en el versículo 4, vamos a leerlo en diferentes versiones:

RV1960: «Jesús le dijo: ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora»

BLPH: «Jesús le respondió: ¡Mujer, ¿qué tiene que ver eso con nosotros? Mi hora no ha llegado todavía»

NVI: «Mujer, ¿eso qué tiene que ver conmigo? -respondió Jesús-, Todavía no ha llegado mi hora»

VBL: «Madre, ¿por qué deberías involucrarme? Mi tiempo no ha llegado aún, respondió él.»

LBLA: «Y Jesús le dijo: Mujer, ¿qué nos va a ti y a mi en esto? Todavía no ha llegado mi hora»

Parece ser que Jesús no estaba muy contento, o por lo menos no muy de acuerdo con la propuesta de su madre, sin embargo vemos que realiza el milagro, los comentarías que he consultado proponen que quizá el tono de voz con el que Jesús contesto no era de reproche. William Barclay es el que da una explicación con bastante sentido, dice así:

«La frase era muy corriente en un tono conversacional. Si se decía brusca y airadamente indicaba desacuerdo o reproche; pero cuando se decía amablemente quería decir que no se había entendido bien. Aquí quiere decir: «No te preocupes; tú no entiendes muy bien lo que pasa; déjamelo a Mí»

Comentario al Nuevo Testamento – Juan I

Lo que está claro es que Jesús convierte el agua en vino y nos deja una enseñanza impresionante, decidió hacer su primer milagro de una manera que podría resultarnos algo inusual, lo hizo en una pequeña aldea galilea en lugar de en Jerusalén y además prácticamente nadie se enteró.

Jesús convierte el agua en vino: Conclusiones

  • Jesús se ocupa de nuestros problemas, sean del tipo que sean.
  • María se enteró de un problema y acudió a Jesús.
  • Los criados hicieron lo que Jesús les pidió.

Para ampliar sobre el tema:

Jesús convierte el agua en vino
Etiquetado en:        

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *