El pueblo judío bajo el imperio Persa

Periodo Persa

Podemos decir que el periodo persa comienza en el año 549 a.C con el comienzo del reinado de Ciro sobre el Imperio Persa, sus conquistas eran muy respetuosas con las culturas dominadas, respetando sus religiones y costumbres, al contrario que los Asirios y los Babilonios que aniquilaban los pueblos y hacían esclavos a sus príncipes y personalidades, los Persas respetaban a los pueblos conquistados, incluso permitían que siguiesen gobernados por sus antiguos líderes, lo único que imponían era unos tributos justos y lealtad al imperio.

En el año 539 a.C Ciro conquista Babilonia sin resistencia alguna, en ese periodo el pueblo de Israel estaba cautivo en Babilonia, Ciro permite a los judíos volver a Jerusalén con los tesoros del templo que había robado Nabuconodosor, y reconstruir el Templo.

Los judíos no formaban un pueblo independiente sino que pertenecían al imperio Persa y tenían que obedecer a los gobernadores designados por el rey de Persia (Neh 3:7).

Aspectos religiosos de los Persas

Los persas tenían la religión de Zaratrusta, pero como ya hemos dicho no la imponían a sus súbditos, por los que los judíos no tuvieron problemas para dar culto a Dios, incluso los distintos líderes del imperio Persa ayudaron a los judíos a restablecer su culto a Dios.

El punto fundamental de la religión persa se encuentra en «el Avesta», escrito por Zarathustra, se trata de un dualismo bien-mal, para los persas existían los espíritus del bien y los espíritus del mal, el destino de cada persona dependía del bando en que se situaba. Según William Barclay en el Comentario de 2 Corintios 4 cuando los judíos fueron conquistados por los Persas, esta idea influenció en su manera de pensar.

Avances durante el periodo Persa

El imperio Persa es muy importante para la historia y el desarrollo de las civilizaciones posteriores, tuvo efectos significativos en la religión, las leyes, la política y la economía. Políticamente poseían la mejor organización conocida hasta la época, todos sus avances se transmitieron a posteriores imperios en gran parte porque Alejandro Magno incorporó a sus conquistas las ideas y la arquitectura persa.

Retorno de los judíos a Jerusalén durante el Periodo Persa

Durante el periodo persa los judíos volvieron a Jerusalén, el primer retorno de judíos empezó el año 538 a.C, fueron más de 40.000 hombres y unos 7.000 esclavos los que regresaron a un pequeño territorio en Jerusalén y sus alrededores. La labor no estuvo exenta de problemas, entre ellos el descontento de los pobladores que los Asirios habían dejado al expulsar a los judíos anteriormente, que se oponían al este regreso, estos colonos se conocerán posteriormente con los samaritanos, habían adoptado partes del judaísmo, incluso tenían la intención de construir su propio templo en el monte Guerizim, por lo que el regreso de los verdaderos judíos no era bien recibido.

Durante esta época los judíos seguían esperando las promesas de la restauración total de Israel prometida por Isaías y Ezequiel. Aunque fue un tiempo de cierta permisividad hacía ellos, no dejaban de ser súbditos de otro imperio.

Durante el periodo persa se escribieron los últimos textos bíblicos del Antiguo Testamento y fue el inicio de los cuatrocientos años de silencio hasta la venida de Jesús.

Finalmente el imperio Persa cayó en manos de Alejandro Magno en el año 331 a.C, en el 333 a.C  Jerusalén fue dominada por los griegos.



Enlaces de interés y fuentes de consulta

volver al indice  –  Periodo Griego  – Periodo Macabeo – Periodo Romano

Un pensamiento en “Periodo Persa

  • 26 agosto 2019 a las 03:39
    Enlace permanente

    Muchas gracias x permitur conocer a cerca de Nuestro Padre Celestial

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *