El nacimiento de Jesús

El nacimiento de Jesús es un hecho histórico y a la vez un hecho sobrenatural, Dios decidió venir a la tierra y hacerse totalmente hombre, hasta el extremo de nacer frágil y débil, voy a reflexionar en las siguientes lineas sobre el nacimiento de Jesús, si te apetece puedes acompañarme.

De Galilea a Judea

En Lucas 2:1-7 se narra como José y María tuvieron que emprender un viaje desde Galilea a Judea porque José tenia que empadronarse debido a un edicto de Augusto Cesar. Recorrieron una distancia de unos 130Km, y por lo que está escrito en el evangelio María dio a luz en Judea, más concretamente en Belen.

Sin duda las circunstancias en las que nació Jesús fueron difíciles, me viene a la cabeza lo que pensarían José y María, cuando se enteraron de que tenían que emprender el viaje, sabiendo el estado de embarazo de María, seguramente no era el mejor momento para hacerlo, pero tampoco tenían elección. Sin duda el viaje no tuvo que ser fácil, y para empeorar las cosas, cuando llegaron a Belén, no encontraron lugar donde alojarse, y a Jesús no se le ocurre mejor momento para nacer que en esa difícil situación.

En Lucas 2:7, el relato nos señala que en el momento del parto no había lugar para ellos en el aposento, y que María envolvió a Jesús en unos pañales y le puso en un pesebre, sin duda no era el mejor sitio para un recién nacido.

Reflexión

Siendo sinceros, parece que Dios no preparó las cosas de la mejor manera posible, las circunstancias no parecían las mejores, seguramente María tenía todo preparado en Galilea para el momento del parto, y de repente tiene que viajar y todo lo que ella tenía en mente cambia por completo, y la situación se vuelve difícil y peligrosa.

Se me ocurre pensar que puede ser que en nuestra vida suceden cosas parecidas, es posible que Dios haya puesto en nuestras manos un proyecto y que a pesar de nuestras ideas y preparativos para desarrollarlo de la mejor manera posible, nuestros planes se ven alterados por situaciones o circunstancias que no podemos controlar. Puede ser que el proyecto llegue a un punto donde parece que la posibilidad de salir adelante sea escasa, puede parecer que Dios se ha equivocado al ponerlo en nuestras manos, o quizá no parece que no sea el momento más adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *