El diezmo es una práctica regulada en el antiguo testamento, que los judíos tenían que seguir fielmente, básicamente se trataba de devolver a Dios el diez por ciento del fruto de la tierra y del ganado con el que Dios les había proveído.

En la actualidad esta práctica se ha traducido en muchas iglesias en dar el diez por ciento del sueldo mensual que recibimos, inmediatamente puede surgirnos la siguiente pregunta: ¿es el diezmo un práctica que debe continuarse en la actualidad?

Vamos a intentar descubrir los argumentos que esgrimen los que están a favor de continuar con esta práctica y los que no están de acuerdo en que el diezmo es una práctica que debe ofrecer el cristiano.

Argumentos a favor del diezmo en la actualidad.

El diezmo es anterior a la ley

En Génesis 14 tenemos la historia de Abraham ofreciendo el diezmo a Melquisedec, sacerdote de Dios, por lo tanto al ser el diezmo anterior a la ley, con la cruz de Cristo se derogó la eficacia de la ley pero no del diezmo

Menciones en el nuevo testamento

Aunque no hay menciones explicitas a favor de continuar ofreciendo el diezmo, tampoco hay ningún texto del nuevo testamento que hable en contra de seguir diezmando. Jesús recrimina en varios pasajes la actitud con la que se actuaba en relación al diezmo, pero no dijo nada que invitase a pensar que debía dejar de darse, eso si haciéndolo con las motivaciones correctas.

El principio del diezmo también parece que está tácitamente aprobado por el autor de Hebreos 7, especialmente en el versículo 8, Melquisedec representa a Cristo y Abraham a los hijos de Dios, por lo que debemos seguir ofreciendo los diezmos.

Argumentos en contra del diezmo en la actualidad

Era una práctica vinculada con el templo

Los diezmos estaban destinados a los sacrificios que se ofrecían en el templo, para los judíos con la destrucción del templo de Jerusalen en el año 70 dC fue una práctica que desapareció, por lo que tampoco tiene sentido que los cristianos la adopten como suya.

Se trataba de un ritual que hoy en día sería imposible de llevar a cabo, por lo que la adaptación del diezmo a la forma actual es una práctica que no es bíblica. Los judíos actualmente se reúnen en sinagogas, que se mantienen con una cuota establecida, normalmente anual, en algunos casos fija y en otros dependiendo las posibilidades de cada familia, he leido el caso de algunas sinagogas que ronda el 2% del salario.

He encontrado un artículo que habla sobre el inicio del diezmo en la iglesia cristiana en una fecha posterior al siglo 4, también dice que Lutero se opuso a dicha práctica. (Sería bueno profundizar en esas afirmaciones para poder corroborarlas o desmentirlas.)

 

Pasajes del nuevo testamento

En el nuevo testamento, como ya hemos mencionado no se menciona la continuidad o no del diezmo, Pablo si que habla de ofrendas voluntarias, pero jamás del diezmo, incluso él prefería mantenerse por si mismo sin recibir nada de las iglesias.

Los diezmos se mencionan sólo tres veces en el Nuevo Testamento:

(1) como censura a los fariseos por no practicar la justicia, la misericordia y la fe, en tanto se
cuidan escrupulosamente al diezmar, aún con los productos del huerto (Mateo 23:23; Lucas 11:42);

(2) al denunciar al orgulloso fariseo que “oró para sí mismo”, jactándose de ayunar dos veces por semana y dar el diezmo de todas sus posesiones (Lucas 18:12);

(3) al debatir con Leví la superioridad de Melquisedeq, y por tanto de Cristo.(Hebreos 7:6-9).

Escritos de los padres de la iglesia

Irene de Lión del s.II y Tertuliano del s.II-III, padres de la iglesia escribieron lo siguiente:

«Por lo tanto no necesitamos de la ley como pedagogo; he aquí que nosotros hablamos con el Padre y estamos en su presencia convertidos en niños sin malicia y afincados en la justicia y honestidad. La Ley, en efecto, no afirmará más: (…) no exigirá los diezmos de quien ha consagrado a Dios todos sus bienes y ha dejado padre, madre y toda su familia para seguir al Verbo de Dios» (Ireneo de Lión, Demostración de la predicación Apostólica)

«Y aunque exista entre nosotros una caja común, no se exige una suma obligatoria a los elegidos, como si la religión fuera sacada a subasta. Cada cual entrega una módica suma un día fijo del mes, cuando quiere y si quiere y si puede, porque a nadie se le obliga a dar: cada uno contribuye espontáneamente. Estos son unos fondos de ayuda, porque de ellos no se saca el dinero para banquetes o fiestas ni estériles comilonas, sino para alimentar y sepultar menesterosos, y niños, y doncellas y huérfanos, y a los criados y a los ancianos…» (Tertuliano, Apologético) […]

Conclusiones

  • Sea como sea no se puede imponer el diezmo a nadie. Debe ser una práctica voluntaria y dando con alegría, de lo contrario caeríamos en el mismo error que Jesús denunció. Todo lo que ofrezcamos a Dios debe ser como muestra de gratitud, y no como una imposición o como un trueque en el que damos esperando recibir las bendiciones a cambio.
  • Sea con diezmos, ofrendas, donativos o como lo queramos llamar, la iglesia debe mantenerse con la aportación de los creyentes, lo contrario sería un grave error. Imaginemos una iglesia que este financiada por un gobierno, esa iglesia siempre estaría influenciada por las ideas de ese gobierno y también podría caer en el riesgo de ser manipulada.

Más información sobre el diezmo

  • Diez mitos modernos sobre el diezmo. Josef Urban
  • Uso y abuso del Diezmo – Jesús Maria Yepes (artículo en Protestante digital)
  • La iglesia primitiva no diezmo durante los primeros 4 siglos (Artículo en blog «El Teologiyo)
El diezmo en el nuevo testamento
Etiquetado en:

3 pensamientos en “El diezmo en el nuevo testamento

  • 11 diciembre 2017 a las 03:46
    Enlace permanente

    *******

    LOS QUE ENSEÑAN MALAQUÍAS
    no son cumplidores de este libro porque este libro envía a guardar todos los estatutos, leyes, ordenanzas, preceptos y decretos dados a Moisés en el monte Horeb.

    Fíjense:

    Usan a Malaquías 3:9-10

    Malaquías 3:9 MALDITOS SOIS CON MALDICIÓN, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

    PERO NO GUARDAN A MALAQUÍAS 4:4

    Malaquías 4:4 ACORDAOS DE LA LEY DE MOISÉS mi siervo, al cual encargué en Horeb ordenanzas y leyes para todo Israel.

    Cuando usted le haga esta pregunta a la iglesia:

    ¿¿ LEVANTEN LA MANO LOS QUE CUMPLEN CON EL LIBRO DE MALAQUÍAS ??

    Fíjese quienes levántan las manos, y dígale:

    ¡¡ MENTIROSOS !! ¡¡ HIPOCRITAS !! ESTA CARTA ENVÍA A QUE SE GUARDEN TODAS LAS LEYES Y ORDENANZAS DADAS A MOISÉS EN EL MONTE HOREB; Y NIGUNO DE USTEDES GUARDA ESTO.

    Luego dígale:

    -MEJOR ES QUE GUARDEN LO QUE ORDENÓ EL ESPÍRITU SANTO juntamente con los Apóstoles (la verdadera iglesia de Cristo) en Hechos 15:28-29. donde dice:

    Hechos 15:28. PORQUE HA PARECIDO BIEN AL ESPÍRITU SANTO, y a nosotros, NO IMPONEROS NINGUNA CARGA más que estas cosas necesarias: que os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación; de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis. Pasadlo bien.

    Así, pues, los que fueron enviados descendieron a Antioquía, y reuniendo a la congregación, “ENTREGARON LA CARTA”; habiendo leído la cual, se regocijaron “POR LA CONSOLACIÓN”

    ESTO ES MANDAMIENTO DEL ESPÍRITU SANTO NUESTRO GUÍA Y CONSOLADOR.

    Si el Espíritu Santo hubiera querido que (nosotros los gentiles creyentes) diezmáramos, o que guardáramos días de reposo, observáramos los alimentos limpios o inmundos, Luna nueva, etc. etc.
    Nos lo hubiera dicho en este concilio (reunión extra-oficial) que sucedió en Jerusalém (Hechos 15:1-35) y que fué efectuada precisamente para nosotros los gentiles creyentes (las naciones).

    MALAQUÍAS ES UNA CARTA JUDÁICA, (doctrina judáica), JAMÁS HA SIDO UNA CARTA APOSTÓLICA (doctrina apostólica)

    DEBEMOS PERSEVERAR EN LA DOCTRINA APOSTÓLICA NO EN LA JUDAÍCA

    Hechos 2:42 Y PERSEVERABAN EN LA DOCTRINA DE LOS APÓSTOLES, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.

    “ Pues no somos como muchos, que medran falsificando la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios, y delante de Dios, hablamos en Cristo ” (2 Corintios 2:17).

    ¡¡¡ A DIOS SIEMPRE LA GLORIA !!!

    *******

    Responder
    • 3 julio 2020 a las 20:13
      Enlace permanente

      Isaías 1:19
      I. El diezmo es un asunto de pacto.
      1. Jacob hizo un pacto de fidelidad y prosperidad con Dios. Génesis 28:20-22.
      2. Hacer un pacto es hacer un compromiso serio. Gálatas 3:15
      3. Un pacto es un compromiso adquirido por medio de una promesa. Eclesiastés 5:4
      4. Dios toma bien en serio nuestras oraciones.
      5. Debemos pedir perdón por los pactos quebrantados
      6. Debemos renovar nuestros pactos con Dios.
      II. El diezmo es una situación de obediencia.
      1. Si hay algo que el enemigo ha tratado desde el inicio de la humanidad, es que todos los seres humano desobedezcamos a Dios. 1 Samuel 15:22
      2. La desobediencia es parte esencial del reino del mal. (Rebeldía)
      3. El cristiano tiene un pacto de obediencia con Dios, porque está en deuda, “porque por precio fuisteis comprados”. 1 Pedro 1:18-19
      4. Con nada le podremos pagar, lo único que podemos hacer es obedecerle en TODO.
      5. Nuestro deber y honor es obedecer la Palabra de Dios, Deuteronomio 28 nos habla de los beneficios de la obediencia y del fruto amargo de la desobediencia.
      6. ¿Qué tan en serio tomamos la Palabra de Dios?
      7. Tu solamente crees la parte de la Biblia que pones por obra.
      8. TODA la Escritura es inspirada por Dios. 2 Timoteo 3:16
      III. El diezmo revela quién está en el trono
      1. El dinero lucha por llegar al trono de nuestras vidas y controlarnos.
      2. El «dios dinero» demanda consagración y culto. Lucas 16:13
      3. La gente hace de todo por un poco de dinero.
      4. Surge el conflicto entre el amor a Dios y el amor e nuestro dinero. El dinero no es malo, lo malo es amarlo más que a nuestro Dios. 1 Timoteo 6:10
      5. Nosotros no debemos ser esclavos del dinero, debemos hacer del dinero nuestro esclavo y gobernarlo.
      6. Es fácil decirle a Dios que le amamos, siempre y cuando no se meta con nuestro dinero. Mateo 19:23-26
      7. El diezmo tiene el propósito de ayudarnos a temer a Dios y demostrarlo de una manera práctica. Deuteronomio. 14:23
      IV. El diezmo es una cuestión espiritual.
      1. El diezmo no es una cuestión de ley. Génesis 14:20
      2. Aunque fue incluido en la ley. Deuteronomio. 14:22
      3. El practicarlo mide el nivel de fe real que tenemos en Dios.
      4. El diezmo trasciende más allá de lo material y terrenal. Hebreos 7:8
      V. ¿Qué es el diezmo?
      1. Es el 10% de las ganancias. Es el 10% de todo lo recibido, cuando recibimos una bendición o regalo. Son 10 centavos por cada dólar recibido en concepto de salario.
      2. Los diezmos se llevan al lugar donde uno se congrega.
      3. Si se da otra cantidad, no es diezmo; esto se llama ofrenda y es una acción voluntaria de cada hijo de Dios.

      Conclusión. Todo pertenece al Señor, así que realmente nosotros no le podemos dar, solamente le devolvemos, 1 Crónicas 29:14. ¿Qué fácil es darle al César, lo de César, pero cuan difícil resulta darle a Dios, lo de Dios?

      Responder
  • 5 julio 2020 a las 11:58
    Enlace permanente

    Elpastor nos dijo que sino diezmamos somos maldito desobediente y pecadores.mi esposo siempre diezmaba pero ahora se nos ha hecho un poco difícil.damos ofrenda.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *