Daniel 1

1 En el año tercero del reinado de Joacim rey de Judá, vino Nabucodonosor rey de Babilonia á Jerusalem, y cercóla.

  • Joacim no hizo las cosas bien delante de Dios, su historia de desobediencia puede leerse en 2ª Reyes 23:34 a 24:6
  • si se compara con Jeremías 46:2 parece una contradicción de fechas, Daniel cuenta a la manera Asiria que consideraba el primer año de reinado como el año de la inaguracion del reinado y contaban como primer año el segundo año de reinado, Jeremías cuenta a la manera judía considerando el año inicial como el primero.

2 Y el Señor entregó en sus manos á Joacim rey de Judá, y parte de los vasos de la casa de Dios, y trájolos á tierra de Sinar, á la casa de su dios: y metió los vasos en la casa del tesoro de su dios.

  • La tierra de Sinar es Bailonia, en la Biblia denota la llanura entre el Tigris y el Eufrates, abarcando los últimos 320km del cauce de los dos rios.
  • para “Señor” no se usa yahveh sino Adonai, que enfatiza la soberanía de Dios como supremo Señor de todas las cosas. Es Dios el que permite la victoria de Nabucodonosor y no su poderío militar.

3 Y dijo el rey á Aspenaz, príncipe de sus eunucos, que trajese de los hijos de Israel, del linaje real de los príncipes,

4 Muchachos en quienes no hubiese tacha alguna, y de buen parecer, y enseñados en toda sabiduría, y sabios en ciencia, y de buen entendimiento, é idóneos para estar en el palacio del rey; y que les enseñase las letras y la lengua de los Caldeos.

5 Y señalóles el rey ración para cada día de la ración de la comida del rey, y del vino de su beber: que los criase tres años, para que al fin de ellos estuviesen delante del rey.

6 Y fueron entre ellos, de los hijos de Judá, Daniel, Ananías, Misael y Azarías:

7 A los cuales el príncipe de los eunucos puso nombres: y puso á Daniel, Beltsasar; y á Ananías, Sadrach; y á Misael, Mesach; y á Azarías, Abed-nego.

8 Y Daniel propuso en su corazón de no contaminarse en la ración de la comida del rey, ni en el vino de su beber: pidió por tanto al príncipe de los eunucos de no contaminarse.

  • Ver «vida de Daniel antes de la deportación«.
  • Daniel consideraba la comida que le ofrecían como impura, probablemente porque contenía alimentos que Dios había prohibido al pueblo, porque la comida era sacrificada a los ídolos antes de comerla o por ambas cosas.
  • «pidió» – Daniel no solo se propuso no contaminarse, sino que actuó incluso jugándose la vida.

9 (Y puso Dios á Daniel en gracia y en buena voluntad con el príncipe de los eunucos.)

  • Daniel se puso del lado de Dios y Dios se puso del lado de Daniel

10 Y dijo el príncipe de los eunucos á Daniel: Tengo temor de mi señor el rey, que señaló vuestra comida y vuestra bebida; pues luego que él habrá visto vuestros rostros más tristes que los de los muchachos que son semejantes á vosotros, condenaréis para con el rey mi cabeza.

11 Entonces dijo Daniel á Melsar, que estaba puesto por el príncipe de los eunucos sobre Daniel, Ananías, Misael, y Azarías:

12 Prueba, te ruego, tus siervos diez días, y dennos legumbres á comer, y agua á beber.

  • La palabra «legumbres» se refiere generalmente a alimentos vegetales, incluiría platos tan sabrosos como el de Génesis 25:34, por el cual Esaú vendio su primogenitura, se negaron a comor carne de animales gentiles que hubieran significado una violación de la ley de Dios. (Robert Anderson)

13 Parezcan luego delante de ti nuestros rostros, y los rostros de los muchachos que comen de la ración de la comida del rey; y según que vieres, harás con tus siervos.

14 Consintió pues con ellos en esto, y probó con ellos diez días.

15 Y al cabo de los diez días pareció el rostro de ellos mejor y más nutrido de carne, que los otros muchachos que comían de la ración de comida del rey.

16 Así fué que Melsar tomaba la ración de la comida de ellos, y el vino de su beber, y dábales legumbres.

17 Y á estos cuatro muchachos dióles Dios conocimiento é inteligencia en todas letras y ciencia: mas Daniel tuvo entendimiento en toda visión y sueños.

18 Pasados pues los días al fin de los cuales había dicho el rey que los trajesen, el príncipe de los eunucos los trajo delante de Nabucodonosor.

19 Y el rey habló con ellos, y no fué hallado entre todos ellos otro como Daniel, Ananías, Misael, y Azarías: y así estuvieron delante del rey.

20 Y en todo negocio de sabiduría é inteligencia que el rey les demandó, hallólos diez veces mejores que todos los magos y astrólogos que había en todo su reino.

21 Y fué Daniel hasta el año primero del rey Ciro.

(Rv1909)


ir a Daniel 2


Reflexiones personales sobre Daniel 1

Lo que más me impresiona de Daniel 1 es la convicción de los cuatro jóvenes a seguir a Dios a pesar de las circunstancias.

Muchas veces cuando las cosas no salen como nosotros queremos, empezamos a tirar la toalla y a pensar que Dios nos ha abandonado, en lugar de acercarnos a Él nos alejamos cada vez más. Daniel y sus tres amigos no actuaron así, eran prisioneros, aparentemente su Dios los había abandonado, nadie les iba a recriminar si comían de los manjares del rey, la tentación de seguir la corriente y simplemente dejarse llevar supongo que era muy grande, pero ellos decidieron no contaminarse, y no solo lo decidieron sino que empezaron a actuar para conseguirlo, y como no Dios los respaldo.

Hay sobre todo cuatro cosas que para mi destacan en el texto bíblico:

  1. Dios está en el control de la historia.
  2. Daniel y sus amigos confían en Dios a pesar de la circunstancia más adversa que podían sufrir.
  3. No solo deciden seguir confiando en Dios sino que actúan jugándose la vida para llevar a cabo sus convicciones.
  4. Dios es fiel con los que le honran.

Preguntas para reflexionar

  1. ¿Qué es lo que estoy consumiendo que me contamina?
  2. ¿Qué pasos puedo dar para dejar de consumirlo?
  3. ¿Con que alimento voy a substituir el alimento que me contamina?

 


Fuentes:

 

 

Si quieres, compártelo:
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *