2 Corintios 4

POR lo cual teniendo nosotros esta administración según la misericordia que hemos alcanzado, no desmayamos;

  • A pesar de las dificultades que Pablo había atravesado a causa del evangelio, tenía claro que la misericordia que había recibido de parte de Dios era suficiente motivo de fuerza para seguir adelante sin desmayar.

2 Antes quitamos los escondrijos de vergüenza, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por manifestación de la verdad encomendándonos á nosotros mismos á toda conciencia humana delante de Dios.

  • «Astucia», del griego «panourgia» aparece cinco veces en el Nuevo Testamento, (Lucas 20:23, 1 Corintios 3:19, 2 Corintios 4:2, 2 Corintios 11:3 y Efesios 4:14) tiene siempre una connotación negativa. Pablo no usaba la astucia para predicar el evangelio sino la honradez y la integridad. (Simon J. Kistemaker)
  • «Adulterando la palabra de Dios» – Muchos acusaban a Pablo de rebajar las exigencias del Antiguo Testamento, permitiendo que los gentiles entrasen en el reino de Dios sin cumplir la ley de Moisés.

3 Que si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto:

4 En los cuales el dios de este siglo cegó los entendimientos de los incrédulos, para que no les resplandezca la lumbre del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.

5 Porque no nos predicamos á nosotros mismos, sino á Jesucristo, el Señor; y nosotros vuestros siervos por Jesús.

6 Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo.

7 Tenemos empero este tesoro en vasos de barro, para que la alteza del poder sea de Dios, y no de nosotros:

  • Si hay un vaso de barro, también hay un alfarero que lo tiene en sus manos.
  • Este versículo refleja que no hay ninguna gloria en nuestra vida que no provenga de Dios, nuestra naturaleza es débil como el barro por lo que tenemos dependencia total de Jesús.

8 Estando atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperamos;

9 Perseguidos, mas no desamparados; abatidos, mas no perecemos;

10 Llevando siempre por todas partes la muerte de Jesús en el cuerpo, para que también la vida de Jesús sea manifestada en nuestros cuerpos.

11 Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados á muerte por Jesús, para que también la vida de Jesús sea manifestada en nuestra carne mortal.

12 De manera que la muerte obra en nosotros, y en vosotros la vida.

13 Empero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme á lo que está escrito: Creí, por lo cual también hablé: nosotros también creemos, por lo cual también hablamos;

14 Estando ciertos que el que levantó al Señor Jesús, á nosotros también nos levantará por Jesús, y nos pondrá con vosotros.

15 Porque todas estas cosas padecemos por vosotros, para que abundando la gracia por muchos, en el hacimiento de gracias sobreabunde á gloria de Dios.

16 Por tanto, no desmayamos: antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior empero se renueva de día en día.

17 Porque lo que al presente es momentáneo y leve de nuestra tribulación, nos obra un sobremanera alto y eterno peso de gloria;

18 No mirando nosotros á las cosas que se ven, sino á las que no se ven: porque las cosas que se ven son temporales, mas las que no se ven son eternas.

  • “no mirando” en griego “escopeo” que tiene que ver con “apuntar hacia”, “colocar el corazón hacia afuera”. Mi realidad esta determinada por la forma con la que veo.
  • ver más allá de lo visible es un llamado apostólico para experimentar la victoria en Cristo. Pablo propone un cambio a la iglesia en cuanto a la forma de vivir. Hoy en día más que nunca vivimos en una cultura que se enfoca más que nunca en los valores materiales.

(Rv1909)


ir a 2 Corintios 3

ir a 2 Corintios 5

Si quieres, compártelo:
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *